lunes, 26 de julio de 2010

PLAGIO, copia o inspiración?




Es maravilloso poder inspirarnos en la obra de algún gran artista.
 Inspirarnos. 
Encontrar llaves que abran puertas a nuevos estilos, nuevas ideas. Pero hasta allí. 
Si comenzamos a aplicar las mismas formulas... donde esta nuestro valor? nuestra unicidad como artistas? nuestra ética?

El artista merece respeto. Sobre todo un artista de la talla de Rafael Barrios, cuya obra deriva de años de estudios, de esfuerzos e investigación, de pruebas y mas pruebas. Al revisar su obra a través del tiempo, se puede ver el proceso de pensamiento, cada obra es un paso adelante en el desarrollo de una idea central.

Como alguien me dijo una vez, Rafael Barrios es un mago que "hace flotar la materia..."solo hay que ver su obras monumentales, levitando e integradas en el espacio arquitectónico para el cual han sido creadas. O solas, a diferentes escalas, en diferentes medios, pero siempre reflejando un equilibrio y una idea central que se crece a través de su trayectoria. 

Después de ver la obra de Barrios, es fácil tomar un soplete y una lamina de hierro, cortarla y doblarla aplicando los principios de percepción visual que el mismo Barrios aplica en su obra y sobre los cuales viene trabajando desde hace mas de 35 años...y lograr esculturas digamos "parecidas"...

Es fácil, como es fácil para los grandes falsificadores crear pinturas al  estilo de Van Gogh, Monet, etc ...y no pasan de ser EXCELENTES FALSIFICACIONES

  Lo difícil es ser original.

  Los invito a visitar su pagina web: http://www.rafaelbarrios.com

NOTA: a continuación, la nota de prensa que originó este comentario.