jueves, 15 de abril de 2010

Te he buscado



Esta inmensidad me sobrecoje
me pierdo en lo eterno
y en lo efímero
del pensamiento

La sonrisa que a mi alrededor florece
oculta ciegos mundos
ajenos entre si.

La mirada marca espacios
limitantes del “nosotros” 

El mundo es una esfera gigantesca
solitaria...
Y yo
en algún punto interno 
de esta esfera
creo existir

Risas, cantos, oropeles
llantos pequeños
amores infructuosos

Amistades fugaces
rápidos pequeños triunfos
rápida incómoda pena..

Nacen los hijos
hago de alguno mi señor
y así deambulo, alegremente
con el contento vacuo  en mi interior..

¿Donde has estado tu todo este tiempo?

Te busque en la inmensa bóveda celeste
la danza planetaria, estrellas y galaxias 
me fueron ajenas.

Te busque en las imágenes
hermosas de ojos plenos
pero su mirada no pareció alcanzarme.

Entonces te olvide.
Te perdí.

Y se hicieron sordos mis oídos…

Quien me enseño a hablar
no me enseño a escuchar...

Y creí entonces que la palabra desatada
podría encerrar y describir mi mundo
y así quizás
te encontraría

Pero poco a poco perdí también tu nombre
más no ese nombre que mientan las palabras
Ese no.
El otro.
El más profundo
el que solo parece conocer
ese espacio que algunos llaman alma

El cual, como rocío
en el principio sentí
y se secó en la hoguera de la tarde
Se evaporo
tal cual como el rocío…

Y así, sin darme cuenta
deje de buscarte.

Entonces fui feliz.

El día transcurría entre sonrisas
la gente a mi lado era liviana
me sentí generosa
y me forje un mundo de ilusión

Era tan real el mundo de mi mente
mientras mas lo pensaba
más lo amaba
construí con mis huesos su estructura
con mi aliento su aliento
y mi voz dio vida a mil fantasmas.

(Formas cíclicas, un poco enrevesadas
surgen de la transparencia que era nada
va creciendo, nos envuelve
como liquido penetra los pulmones
y es el mismo suspiro
la misma exhalación 
que lo alimenta)

Y allí estamos
en una esfera frágil
disfrazada de hierro
pompa de jabón
tu esfera, mi esfera
frágiles mundos flotando a la deriva
tocándose prestándose 
realidades efímeras.

Como ya no buscaba tu nombre
Me calme en mi espacio circunscrito
Y me creí entonces puro centro.

Equilibrio
La superficie fue haciéndose inmutable
Opaca.
El contenido se hacia cada vez mas borroso
miraba a los otros en mi mundo
jugábamos un juego
y me sentí feliz en la ilusión...

La ilusión de la danza armoniosa
de las esferas
Pero pronto vendría
La gran desilusión de la armonía.

Creo que fue de pronto, no lo se.
El tiempo pierde tiempo
cuando caes
explotando tu esfera.

Como trueno y relámpago
tocando un mismo punto
sin espacio, sin pausa
la ilusión se desboca
en insignificante  duelo

Y aquello que era todo
así, sencillamente
se disuelve...

Entonces flotas
cuerpo adolorido
corazón abatido
mente interrogante
Como? ¿por que? ¿por qué?
no entiendes.
Las preguntas se agolpan en tu boca
en tu mente...
Los pequeños pedazos esparcidos
se transforman ante ti
Algunos tienen ojos de mirada malévola
otros, garfios
colmillos afilados penetran en tu piel

Comienzo a buscarte nuevamente
!Explícame! Demando
explícame porque
¿Que te has creído?
Y lloro y me revuelvo
Y grito y te pregunto

Y comienzo a buscarte nuevamente
en aquellos otros que dicen tenerte.

Pero aun no te encuentro.
pregunto a quien me escuche...
parece fastidiarles mi pregunta.

Todo cambia de pronto, el sitio…los amigos
y los parámetros antiguos
han desaparecido
El río interior se ha desbocado.

El dolor arrastra los pedazos explotados
y solo queda nada...

El verbo se enmudece por alguna razón
después del grito extremo.
la mirada se cierra con la ultima lágrima
el cansancio aparece invadiéndolo todo
Y así
llega el silencio...

Comienza como gota
apenas perceptible.

Poco a poco se expande
Iinundando orificios
disolviendo durezas
vaciándose en la nada

El silencio es liquido.

Ya no hay que re-armar mi centro
Sus partes se han disuelto en el silencio...

Y comienzo a oir voces
comienzo a  ver colores
en la pequeña brizna del mundo exterior
que sutilmente adopta otro lenguaje

El sutil roce de una brisa mueve mi cabello
y creo oir tu voz
dentro muy dentro
susurrándome...

Las esferas se han ido.

Solo un susurro parece estar presente
y es el mismo sonido musical
que me atraviesa
me rodea
me llena 
Y me vacia...

Mi corazón palpita agradecido.

Las aguas desbocadas han sacado del cauce
la basura del fondo
El susurro se transforma en caricia
y al abrir mi mirada 
descubro que te encuentro

El infinito acorde
de esta sinfonía 
de la cual soy sonido
me rodea, me llena
me vacía, me plena

Te he encontrado.

Sin buscarte.

En esta sinfonía de la cual soy acorde,
Que me llena y me plena
y la cual
Eres tu.